Logo - Medicina Funcional | Centro Eos

Todo lo que debes saber sobre las enfermedades autoinmunes!

Nuestro sistema inmunitario nos protege de virus y bacterias que ocasionan infecciones y enfermedades. Sin embargo, puede ocurrir que no distinga entre las células extrañas y sus propias células, y empiece a liberar anticuerpos para combatirlas a todas por igual. Es ahí cuando se habla de enfermedades autoinmunes. Te contamos sobre ellas.

Las enfermedades autoinmunes son el conjunto de enfermedades que se presentan cuando el sistema inmunológico, después de estar sometido a un agente estresor durante mucho tiempo, ataca y destruye los tejidos propios. A la luz de la medicina convencional, las causas de estas disfuncionalidades son idiopáticas, es decir que no se sabe sus causas, y en algunos casos hay algún componente genético involucrado.

Cuando alguien recibe un diagnóstico de autoinmunidad, es decir, que tiene una enfermedad autoinmune, puede sentirse como si recibiera una sentencia de muerte, ya que se asume que en esta condición médica el proceso no puede detenerse ni revertirse. En esto existe algo de cierto, dado que una vez el interruptor de la autoinmunidad se ha encendido en nuestro cuerpo, no hay posibilidad de que se apague por completo más adelante. Sin embargo, desde la visión de la medicina funcional se plantean tres grandes diferencias con la medicina convencional respecto al tema:

 

La medicina funcional y tratamiento de enfermedades autoinmunes

Estos son algunos síntomas que te pueden ayudar a detectar si padeces resistencia a la insulina:

    1. La genética no siempre debe ser nuestro destino (Lee aquí nuestro artículo al respecto), por lo que tener herencia de algún gen implicado en una enfermedad autoinmune no implica que inevitablemente la vayas a padecer.
 
    1. Para la medicina funcional, las enfermedades idiopáticas o de causa desconocida no existen. La evidencia emergente de los estudios actuales ha descubierto diversos factores involucrados en la aparición de estas enfermedades que van más allá de la genética y que incluyen el estrés, la dieta, el microbioma y la salud intestinal.
 
  1. En este enfoque médico, las enfermedades autoinmunes tienen procesos de evolución que son dinámicos en el tiempo y bidireccionales. Esto quiere decir que, así como la enfermedad puede avanzar hacia su empeoramiento, también puede controlarse.

¿Cómo se originan las enfermedades autoinmunes?

Aunque la carga genética es una de las causas involucradas en el desarrollo de una enfermedad autoinmune, esta solo se expresa en nuestro cuerpo cuando el intestino ha estado seriamente comprometido por un largo periodo de tiempo. La importancia de este órgano en el desarrollo de estas alteraciones radica en que:

 

  • Es un mecanismo de protección mecánica y de defensa.

  • Actúa como un filtro que protege a nuestro cuerpo de la invasión de “extraños”, impidiendo su paso hacia la sangre. Así, los virus y bacterias no llegan a nuestros órganos y no pueden causar daño.

  • Gracias a la presencia de tejido inmunológico dentro de él, y mediante un ecosistema de microorganismos que se conocen como microbioma intestinal, nos defiende de todos los agentes nocivos. Además, evitan el transporte de sustancias dañinas desde el intestino hacia el torrente sanguíneo. Las enfermedades autoinmunes ocurren, entonces, cuando la función de barrera mecánica y de protección inmunológica empieza a fallar, permitiendo el paso de microorganismos nocivos y de sustancias tóxicas. En un comienzo, nuestro sistema inmunológico hace un intento por neutralizarlos o destruirlos; pero cuando el estímulo persiste, el organismo empieza a atacar los propios tejidos, generando daños a corto plazo.

¿Cómo sé si tengo una enfermedad autoinmune?

El diagnóstico de este tipo de enfermedades requiere de la confirmación de varios criterios: síntomas, signos, exámenes de laboratorio, etc. Entre las condiciones más comunes tenemos: lupus eritematoso sistémico (LES), artritis reumatoidea (AR), tiroiditis de Hashimoto, esclerosis múltiple (EM), dermatomiositis, vasculitis, polimiositis, síndrome de Sjogren, colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca, entre otras. Si en algún momento tu médico te ha dado uno de estos diagnósticos, es muy probable que ya sepas que tienes una enfermedad autoinmune porque ya has padecido varios síntomas durante algún tiempo. No obstante, en medicina funcional se habla de una ventana denominada espectro autoinmune, que se refiere al tiempo que transcurre desde el estado óptimo de salud hasta el diagnóstico confirmado de autoinmunidad. Durante este periodo pueden presentarse otros síntomas que generalmente van acompañados de resultados de laboratorio inespecíficos de inflamación. La doctora Amy

Myers, en su libro La solución autoinmune, afirma que estos son algunos de ellos:

  • Problemas dermatológicos y oftalmológicos
  • Problemas neurológicos y psiquiátricos
  • Problemas musculoesqueléticos y estructurales
  •  Problemas hormonales y en órganos reproductores
  • Obesidad o sobrepeso, en especial en la zona central del cuerpo
  • Problemas digestivos
  • Cálculos biliares
  •  Carencia de vitamina B12
  • Enfermedad cardiovascular o alteración en la coagulación sanguínea
  • Alergias y asma
    •  

Si ya has sido diagnosticado o sospechas que alguno de tus síntomas está asociado a una enfermedad autoinmune, en el Centro EOS contamos con alternativas y con especialistas que pueden asistirte para controlar su avance. Además, te ayudamos a prevenir otras disfunciones fisiológicas que pueden impactar negativamente en tu calidad de vida. ¡Visítanos para que juntos encontremos las mejores opciones para tu salud!

Imagen del autor

Escrito por:

Centro EOS – Medellín

Escrito por: Centro EOS – Medellín

Únete a nuestro newsletter

Y recibe un 15% descuento en los servicios de sueroterapia y sauna infrarrojo

valido para una compra